Y a pesar del frío siberiano que hacía hoy en Madrid (no he visto ningún termómetro que superara 1ºC), y a pesar del riesgo que suponía andar por las calles, especialmente por las de los barrios no céntricos (como si sólo en el centro caminase la gente… los demás debe ser que levitamos o algo), el paseo por la ciudad ha sido maravilloso, especialmente el recorrido en autobús -no sólo porque se estaba calentito – sino porque uno podía pasar de un parque a otro, a cuál más nevado, a cuál más intacto por las huellas de los madrileños… y como si mi iPod supiese qué tenía que hacer, a pesar de estar en modo “shuffle”, ha tenido a bien deleitarme con una canción que hacía que la estampa fuera aún más bonita, aún más mágica de lo que ya era. Y esa canción no podía ser otra que “Festival” de Sigur Rós. Y es que lo que se desplegaba ante mis ojos era un verdadera festival de frío, nieve y belleza. Aquí os dejo algunas fotos que hice anoche mientras nevaba y esta mañana, cuando ya había parado pero la nieve seguía impertérrita en los jardines, árboles y aceras.

*EDIT: No consigo colocar  las fotos a mi gusto y estoy demasiado cansada para luchar contra el sistema así que… así se queda!!!

Anuncios