No es luz ni oscuridad sino ambas. Donde el tiempo se detiene, o quizás es que no importa que el reloj siga en marcha. Donde eres lo que quieres ser, sin que por ello dejes de ser tú. Donde nada es imposible pero todo es irreal. Donde soñar estando despierto. Donde nada importa excepto tú. Así es como quiero estar, en penumbra.

Anuncios