Etiquetas

, , , , , , , , ,

Is today different from the Wednesday one week ago? I don’t think so. The weather might be different, the things you are doing might be slightly different, but, the whole thing, the important thing, is the same. You are the same. So, why is everybody so crazy about a new year? New year resolutions are one of the most ridiculous things I’ve ever heard about. Nobody keeps them. Eat better, do more exercise, work less, give up smoking, healthier lifestyle… and what for? To go through other 356 days in order to reach a new year so you can make more resolutions you won’t keep? Good luck, then! I’m busy enough trying to remember to write down the date right (I am still writing 2014 in every single paper). And I hate when people ask me about it. I flatly refuse to make a resolution for this or any other new year. Doesn’t that sound like a resolution itself? Anyway, if I made one, it would be to stop trying to understand what is in people’s heads. But I know I wouldn’t keep it since solving mysteries is part of my nature and it remains a mystery to me how people can behave they way they do. Their lack of responsability and common sense (which, apparently, is the less common of all senses), their disinterest and carelessness just shocks me so very much that, in some way, it intrigues me! You see? Nothing has changed from last year: I am still a naive confused woman and people are still mindless. So, let’s toast for this fake new year and all the changes that won’t happen!

Happy New Year to you all!

♦ ♦ ♦ ♦

¿Es hoy diferente al miércoles de hace una semana? No lo creo. Puede que el tiempo sea diferente, que las cosas que estés haciendo sean ligeramente diferentes, pero en general, en lo que de verdad importa, es lo mismo. Tú eres el mismo. Así que, ¿por qué se vuelve loco todo el mundo con el nuevo año? Los propósito de año nuevo son la cosa más ridícula que he oído en mi vida. Nadie los cumple. Comer mejor, hacer más ejercicio, trabajar menos, dejar de fumar, una vida más saludable… ¿Y para qué? ¿Para poder vivir otros 365 días y llegar al nuevo año para poder hacerte más propósitos que no vas a cumplir? Buena suerte con eso. Yo tengo bastante con intentar recordar escribir la fecha correctamente (sigo poniendo 2014 en todas partes). Y odio que la gente me lo pregunte. Me niego rotundamente a hacerme ningún propósito para este o cualquier otro año nuevo. ¿No suena eso a un propósito en sí mismo? Da igual. Y en el caso de que me hiciera uno, sería el de dejar de intentar entender qué le pasa a la gente por la cabeza. Pero sé que no lo cumpliría porque resolver misterios es parte de mi naturaleza, y para mí sigue siendo un misterio cómo la gente puede comportarse de la forma en que lo hace. Su falta de responsabilidad y sentido común (que, aparentemente, es el menos común de los sentidos), su desinterés y despreocupación me impacta tantísimo que, de cierta forma, me intriga. ¿Lo veis? Nada ha cambiado desde el año pasado: yo sigo siendo una ingenua y confusa mujer y a la gente le da todo  igual. Así que, vamos a brindar por este falso año nuevo y todos los cambios que no ocurrirán.

¡Feliz Año Nuevo!

Anuncios